Vladimir Putin, presidente de Rusia, describió el ataque como una “puñalada en la espalda”. De acuerdo a Turquía, el avión de combate ruso fue derribado porque violó su espacio aéreo, e ignoró al menos diez advertencias realizadas por su fuerza aérea.

El derribamiento sucedió cerca de la frontera con Siria, actualmente Rusia realiza bombardeos aéreos en la zona contra grupos de oposición al gobierno del presidente sirio, Bashar al Asad.

Putin advirtió que esto tendrá “serias consecuencias” en la relación entre Rusia y Turquía, y dijo que el avión se encontraba realizando una operación contra el Estado Islamico, “así que llevaban a cabo una tarea de ataques preventivos contra aquellos que podrían regresar a Rusia a cualquier momento. Estas son personas que deben ser directamente catalogadas como terroristas internacionales”.

Aunque esta es la primera vez que un avión de combate ruso es derribado, el mes pasado aviones turcos derribaron un dron de supuesta fabricación rusa que también había violado el espacio aéreo.

Comentarios