El chef Alexis Álvarez considera a su restaurante, La Dantesca, como si fuera un hijo, habla de su crecimiento, (de 32 lugares a más de cien, de ningún aire acondicionado a más de ocho, de ningún repartidor a un par) como un padre orgulloso.

La Dantesca nació como una idea de su hermana, se acercó a él con la intención de abrir un restaurante especializado en pizzas. Con la ayuda de su papá, la cocina de Alexis, y las ideas de un mercadóloga, abrieron La Dantesca, que está por cumplir seis años.

El chef Alexis creció viendo a su abuelita cocinar y cree firmemente que cualquiera que no tenga una relación emocional con la cocina no debería dedicarse a ella. Las emociones son parte primordial de su trabajo.
La experiencia que ha tenido trabajando fuera de Tabasco, ha servido para nutrir La Dantesca tanto en la cocina como en los negocios.

Otro aspecto que ha sido influencia para el chef es la cotidianidad del acto de comer, fue así como decidió hacer de su gusto una carrera. Fue una decisión práctica y natural, como un paso que sigue al otro. Cuando La Dantesca apenas empezaba el menú era la mitad de lo que actualmente es, ahora el lugar ya tiene un público fiel que siempre regresa a seguir comiendo.

Fuera de su restaurante, al chef le gusta la comida española no solo por su sabor sino por el festín en que se puede convertir la preparación de una paella. La cocina oriental es una experiencia más personal, dedica tiempo a encontrar los ingredientes que necesita y no se pueden conseguir con facilidad.

Los siguientes pasos para La Dantesca tal vez estén en otro Estado, al chef le interesa abrir sucursales en otros lugares y espera poder hacerlo en el futuro cercano, por lo pronto pueden visitar el restaurante que está ubicado en el Centro de la ciudad.

Comentarios