La BBC tuvo acceso a algunas de las cartas que el papa Juan Pablo II envío a la filósofa estadounidense Anna-Teresa Tymieniecka. En septiembre de 1976, dos años antes de ser ordenado papa, escribió:

“Buscaba desde el año pasado una respuesta para estas palabras tuyas: ‘te pertenezco’… Y finalmente, antes de dejar Polonia, encontré un camino: un escapulario. (Con él demuestro) la dimensión en la que te acepto y te siento en todo tipo de situaciones, cuando estás cerca y cuando estás lejos”.

La amistad entre el papa y la filósofa duró más de treinta años. Todo inició en 1973 cuando Anna-Teresa contactó a Karol Wojtyla, cuando este era cardenal, para platicar sobre un libro de filosofía que él había escrito. También existen fotografías que muestran la relación y un lado de Juan Pablo II que no se conocía. En algún momento describió a su amiga como: “un regalo de Dios”.

La BBC aclaró que en las cartas no hay evidencias de que el papa rompiera el voto de celibato.

Comentarios