Ayer por la noche medios locales reportaron que en el Centro de Reinserción Social del Estado de Tabasco (Creset) estaba sucediendo una rebelión de prisioneros quienes se habían concentrado en la explanada del edificio. Se reportó la llegada del secretario de Seguridad Pública, Sergio Ricardo Martínez Luis, quien entró a dialogar con los inconformes.

De acuerdo a la Secretaría de Seguridad Pública, los reos protestaban por un decomiso de tepache durante el Operativo Cárcel Segura. La SSP informó en su página de Facebook: “…un conato de motín, por lo que se les solicitó a 400 reos salir del interior de sus módulos para dirigirse al patio central donde se acercaron a la maya principal. Posteriormente los oficiales se alertaron por medio de C-4 para hacer el cerco de seguridad.En forma inmediata llegaron 150 elementos de la SSP con equipo antimotines, apoyados por la Fiscalía General del Estado (FGE) y el Ejército Mexicano lo que les permitió disuadir el motín y progresivamente regresar a los internos a sus respectivos módulos, restableciendo la seguridad en el interior del Creset.”

Recientemente la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Tabasco (Codehutab) reveló las condiciones precarias e inhumanas en que se mantiene a los prisioneros en el Creset, algunos de los datos reportados son: solo se les da una comida al día, se les cobra a 10 o 20 pesos la pieza de pollo, solo hay atención médica de 9 de la mañana a 3 de la tarde y deben pagar de 10 a 20 pesos para que un custodio los lleve al servicio médico, más de la mitad duerme en el piso en un colchón de cartón, ellos mismos tienen que comprar el material con el que realizan trabajos de limpieza del edificio y en ocasiones los castigan con violencia física.

Comentarios