Una de las escenas más tristes de la famosa serie es en la que Walter White (Bryan Cranston) ve a Jane (Krysten Ritter), la novia de Jesse Pinkman (Aaron Paul), morir ahogada en su propio vómito. Walter pudo ayudarla pero decidió no hacerlo, fue una de las muchas muestras de la actitud implacable que tenía el personaje.

En ‘Inside the Actors Studio’ Cranston habló de lo difícil que fue filmar una escena tan emotiva. Durante el programa le enseñaron un clip y el actor lloró mientras explicaba lo que pasó por su mente durante la grabación: “lo que la gente no entiende, que nosotros sí, es que los actores tienen que estar dispuestos a pagar un precio, es un precio emocional y tienes que estar dispuesto a pagarlo. En un momento vi la cara de mi hija en vez de la de ella, y ese fue el momento que hizo que me ahogara y pensé ‘dios mío’. Creo que por eso cerré los ojos, no lo recuerdo.”

Breaking Bad es una de las series más exitosas de la última década, su transmisión terminó en el 2013.

Comentarios