Bloomberg Businessweek publicó una entrevista con Andrés Sepúlveda, un hacker que supuestamente trabajó durante la campaña de Enrique Peña Nieto espiando a Andrés Manuel López Obrador y Josefina Vázquez Mota.

De acuerdo a lo declarado por Sepúlveda, tuvo un presupuesto de 600 mil dólares para crear cuentas falsas en redes sociales para apoyar a Peña Nieto, espiar a la competencia, moldear discusiones públicas positivas sobre Peña Nieto y negativas sobre el candidato del PRD, y realizar llamadas molestas a nombre de políticos de la izquierda, entre otras cosas.

“Cuando Peña Nieto ganó, Sepúlveda empezó a destruir la evidencia. Abrió huecos en memorias usb, discos duros, celulares, quemó circuitos en un horno de microondas, y luego los rompió con un martillo. Destruyó documentos y los echó por el retrete, borró servidores en Rusia y Ucrania que habían sido adquiridos de manera anónima con bitcoins. Estaba desmantelando lo que él dice es la historia secreta de una de las campañas más sucias en la historia moderna de América Latina”

Durante la entrevista, Sepúlveda también reveló haber trabajado en Tabasco hackeando a un político que tenía nexos con el narco, pronto se enteró de un plan de asesinarlo y regresó a la Ciudad de México. Otro de sus trabajos en el Estado fue crear cuentas de Facebook falsas de hombres gays que decían apoyar al candidato conservador del candidato del PAN, Gerardo Priego. El político tabasqueño declaró a la revista: “Siempre sospeché que algo andaba mal”.

Fuente: Bloomberg Businessweek

Comentarios