Como resultado de numerosos cambios en los últimos años y de la reducción significativa de la demanda de chimpancés para investigación biomédica apoyada por los NIH, está claro que hemos llegado a un punto de inflexión”, escribió en una carta el director de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, Francis Collins.

Los Institutos ya no mantendrán a una colonia de 50 chimpancés para investigación futura, y serán enviados a un refugio en Luisiana.

Desafortunadamente la decisión solo considera a los chimpancés, otros primates seguirán siendo utilizados: “la investigación con otros primates no humanos seguirá siendo valorada, apoyada y llevada a cabo por los NIH”.

En meses pasados, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EU declaró a los chimpancés en cautiverio como especie en peligro de extinción.
La presión de distintos grupos de protección a animales, y un reporte del Instituto de Medicina, fueron factores fundamentales para tomar esta decisión.

Comentarios