Después de reunirse con el fiscal general, Javier Pérez Durón, para conocer el estado de las cuatro carpetas de investigación sobre el desfalco al municipio durante las administraciones pasadas, el futbolista alcalde electo de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, hizo un breve -pero atinado- análisis político de la situación: “está cabrón lo que se robaron”.

La reunión duró más de una hora, y al salir el alcalde agregó: “Vengo a trabajar por los ciudadanos y eso incluye continuar con las denuncias que ya fueron promovidas en su momento. Nosotros vamos a participar con las autoridades para que se dé con los responsables, vamos a trabajar y vamos a hacerlo bien”.

En un evento anterior habló sobre su rol como alcalde: “Tengo muy claro que recibiré críticas y eso no me preocupa, estoy acostumbrado a trabajar bajo presión y nada me va a impedir trabajar por Cuernavaca”.

Cuauhtémoc Blanco probablemente no esté calificado para ocupar el puesto que actualmente tiene, pero no se puede negar la probabilidad de que sus palabras logren resonar lo que los habitantes de Cuernavaca piensan.

Comentarios