Joaquín Guzmán presentó una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por el trato discriminatorio que recibe en el penal donde se encuentra encarcelado, de acuerdo al narcotraficante “afecta su dignidad humana”.

En su queja denuncia que lo mantienen aislado de la población penitenciaria, no tiene permitido salir al patio, no le dan estímulos que los demás internos sí reciben, en las juntas con sus abogados siempre hay un custodio, no puede ir al comedor, no le han dado ropa apropiada para abrigarse, cada hora le toman pase de lista y no le permiten dormir

La queja fue interpuesta a través de su pareja, Emma Coronel Aispuro, a quien le negaron visitar al narcotraficante debido a que no están unidos legalmente. De acuerdo a información del semanario Proceso, Joaquín Guzmán sigue casado legalmente con su primera esposa, Alejandrina Salazar, con quien tuvo cuatro hijos: César, Iván, Gissele y Alfredo.

Comentarios