Donald Trump continúa siendo uno de los peores políticos – y personas- en la historia de la humanidad, y lo ha probado una vez más durante una de sus presentaciones públicas.

En un intento por ridiculizar la apariencia de Serge Kovaleski, reportero del diario estadounidense The New York Times, el que espera ser el candidato republicano hizo muestra, una vez más, de su infinita ignorancia.

Kovaleski es uno de los muchos periodistas que ha retado las mentiras de Trump relacionadas con los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos, entre ellas está la ridícula declaración que hizo asegurando que vio a musulmanes en Nueva Jersey celebrar los ataques.
Durante el discurso Trump dijo: “pobre tipo. Deberían verlo”, y luego hizo un movimiento con las manos, en forma de burla de la condición de Serge Kovaleski. A partir de lo sucedido, una organización se ofreció a dar a Donald Trump un “entrenamiento de sensibilidad”.

Comentarios