Los diputados se otorgaron un aumento de 96 millones de pesos en la subvención destinada a los grupos parlamentarios, la información fue publicada por el diario Reforma. Las subvenciones pueden ser usadas por los coordinadores parlamentarios sin tener que comprobar en qué se gastó el dinero, aunque se supone que el gasto debe ser de interés público.

A través de una “operación” de cada grupo parlamentario los diputados deciden si lo usan para bonos, sobresueldos, pago de asesorías, entre otros. De acuerdo a lo reportado por Reforma, los ocho partidos de la Cámara de Diputados reciben una parte “fija”, un millón de pesos mensuales cada bancada, y una “variable”, aproximadamente 116 mil pesos mensuales por cada legislador.

El año pasado la subvención “variable” fue de 696 millones de pesos, este año será de 792 millones, lo que significa que se darán 132 mil pesos mensuales por cada diputado. Aparte de esto, los legisladores también autorizan tajadas “extraordinarias” para sus bancadas. En diciembre pasado fueron 108 millones de pesos de bonos especiales para diputados.

Comentarios