El exfutbolista tomó protesta como alcalde de Cuernavaca en el Museo de la Ciudad, a donde llegaron aproximadamente doscientas personas. Antes de que esto sucediera 600 policías de la capital fueron desarmados por el titular de la Comisión de Seguridad Pública y el mismo Cuauhtémoc, ambos reiteraron que no ratificarán el mando único. Responsabilizando a Graco Luis Ramírez, de los delitos que ocurran en las próximas horas en la capital de Cuernavaca.

Entre las solicitudes del nuevo alcalde estuvieron el Palacio de Cortés y 745 millones al gobierno del Estado,
recursos que según el dirigente del Partido Socialdemócrata (PSD), Eduardo Bordonave, fueron aprobados por el Congreso estatal para el municipio en el 2013.

En un breve discurso, que en mayor parte fue leído, para presentar su plan de trabajo, Blanco aseguró:

“me romperé el alma, por no decir otra cosa, por esta ciudad”.

Cuauhtémoc Blanco es ahora oficialmente el alcalde de Cuernavaca. Buena suerte.

Comentarios