La Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo revisiones a la Cuenta Pública 2014, y el común denominador entre los programas es que no cumplen con sus objetivos, tienen irregularidades financieras o los recursos públicos no se gastan de manera correcta.

Solo existe uno que, de acuerdo a la ASF, sí cumple las metas: el Programa de Vacunación Universal. Durante el 2014 “cumplió con las disposiciones legales y normativas” de acuerdo a la auditoría de desempeño y financiera que hizo la ASF, en la que se revisó el destino de 2 mil 781 millones 867 mil pesos. Los recursos que no se utilizaron fueron regresados a la Tesorería de la Federación, que es lo que se debe hacer cuando se da un subejercicio.

La Auditoría concluyó que el programa ejerce los recursos correctamente y cumple su objetivo de: “desarrollar estrategias para la reducción de enfermedades prevenibles por vacunación”. De 1,659 auditorías este fue el único programa que cumplió sus metas y regresó lo que no gastó

Comentarios