En lo que solo puede ser descrito como un error de principiantes, la compañía Amazon Studios creyó que sería buena idea promocionar su nueva serie The Man in the High Castlebasada en una novela de Philip K. Dick en la que el autor imagina un Estados Unidos nazi– con 260 posters en el metro de Nueva York, en los que se plasman imágenes relacionadas con la ideología nazi.

Los usuarios del transporte público se quejaron, a través de Twitter, de la ridícula decisión que tomó la compañía para promocionar su nuevo show, y empezaron a pedir que fueran retirados.

De acuerdo al vocero del servicio, la agencia revisó el anuncio y determinó que no viola ninguna de las reglas establecidas.

Después de recibir varias quejas, Amazon Studios decidió retirar los anuncios que nunca debieron haber estado ahí en primer lugar.

Comentarios