1.- Puedes recuperar las horas perdidas con una siesta los fines de semana:

No, no puedes deshacer lo que hiciste la semana durmiendo hasta tarde el sábado y domingo. No dormir bien afecta tu ritmo cardíaco, interrumpe su habilidad de mantener a tu cuerpo en sintonía con el ambiente y evita que funciones de manera optima.

2.- Dormir con la televisión encendida te ayuda a dormir mejor:

La televisión interrumpe tu sueño, el contenido se queda contigo mientras intentas conciliar el sueño, una mente activa es una queja muy común entre los que no pueden dormir. La luz azul que generan las pantallas interfiere con tu ritmo cardíaco natural.

3.- Duermes mejor con tu mascota:

De acuerdo a distintas investigaciones, las personas descansan menos cuando sus mascotas duermen con ellas, aunque las mascotas no las despierten, su sueño se ve afectado de manera negativa.

4.- Puedes tomar café después de la cena y dormir bien:

Algo de esto es verdad, probablemente te dormirás rápido, pero es posible que eso sea porque no has dormido bien, no porque el café no te afecte. Hay una diferencia entre dormir y dormir bien. Podrás dormir pero no será un sueño que te ayuda a ‘restaurarte’ El alcohol tiene un efecto similar, se le llama ‘sueño chatarra’, tienes horas de sueño pero no es de calidad.

5.- Las siestas son malas:

Si has dormido bien las siestas pueden ser buenas. Investigaciones demuestran que las siestas mejoran tu estado de alerta y humor, lo que aumenta tu productividad y seguridad.

Comentarios