1.- Le hace bien a tu cerebro: los orgasmos aumentan el flujo sanguíneo hacia el cerebro. Los expertos aún no saben con exactitud los beneficios que esto tiene, podría ser mejoras en la habilidad del pensamiento crítico, memoria más fuerte, etc., pero sí están seguros de que son cosas buenas para la salud cognitiva.

2.- Para ayudarte a concebir, pero no de la manera que crees: tener relaciones sexuales regularmente, incluso fuera del periodo de fertilidad, puede desencadenar cambios que preparan al cuerpo para el embarazo. El sistema inmunológico puede aumentar o disminuir las posibilidades de concebir, tener sexo, sin importar en que momento del ciclo, manda una ‘señal’ al cuerpo de que es momento de cambiar del modo ‘protector’ a uno más amigable para el embarazo.

3.- Para mantener la calma durante momentos de presión:
tu cuerpo no reaccionará tan fuertemente al estrés. Las personas que habían tenido relaciones sexuales con frecuencia en un período de dos semanas experimentaron un aumento más pequeño en la presión arterial en comparación con las personas que se dedican a otras formas de actividad sexual durante un experimento en el que les pidieron que hablaran en público, o resolvieran problemas matemáticos en voz alta.

4.- Para aliviar esos dolores que no desaparecen, aunque sea solo de manera temporal: el sexo bloquea las señales de dolor. Hace más que simplemente distraerte del dolor. La estimulación sexual tiene un poderoso efecto de bloquear el dolor, puede durar unos minutos o todo un día.

Comentarios